NEUROTRAINING CENTER

 

6474747 - 314 4847000 - info@neurotrainingcenter.com

TRATAMIENTO NEUROTECNOLOGICO PARA LA ANSIEDAD

Tratamiento de última generación que combina la neurociencia y los últimos avances en  neurotecnología para mejorar la calidad de vida.

Es un proceso no invasivo y libre de medicamentos.

 

NEUROFEEDBACK + REPROGRAMACIÓN MENTAL + ARRASTRE AUDIOVISUAL + INTEGRACIÓN NEUROSENSORIAL + TERAPIA DE ACTIVACIÓN CONDUCTUAL + RELAJACIÓN FÍSICA + REACTIVACIÓN METABÓLICA

Las neuronas de nuestro cerebro se comunican mediante ondas cerebrales, estas ondas tienen diferentes velocidades según lo que estamos realizando durante las 24 horas, cuando se presenta ansiedad y estrés constante, el cerebro produce ondas cerebrales demasiado rápidas la mayor parte del tiempo y es muy difícil controlar a voluntad los síntomas, Neurofeedback entrena tu cerebro para regular las ondas cerebrales eliminando la ansiedad, el estrés, el pánico, las fobias, el insomnio, entre muchos otros síntomas asociados.

1. NEUROFEEDBACK es una técnica de entrenamiento cerebral que se basa en la biorretroalimentación, se mide la actividad eléctrica que se transmite entre las neuronas de nuestro cerebro por medio de un mapeo cerebral para hallar patrones en desregulación que se asocien a la sintomatología del paciente, se realiza una programación personalizada del software de neurofeedback y este mediante retroalimentación visual y auditiva según la medición de ondas cerebrales en tiempo real regula esta actividad eléctrica y se eliminan los síntomas.

2. REPROGRAMACIÓN MENTAL: Neurofeedback cuenta con protocolos de entrenamiento cerebral que ayudan al paciente a cambiar conductas y respuestas emocionales automatizadas por el subconsciente, remplazándolas por conductas y reacciones funcionales que no desencadenen episodios de estrés, ansiedad, pánico entre otros y permitan mantener un equilibrio emocional.

3. ARRASTRE AUDIO-VISUAL(AVE):

Es un subconjunto de estimulación cerebral que usa destellos de luces y pulsos de tonos que guían al cerebro a diferentes estados de ondas cerebrales. De acuerdo al mapeo cerebral del paciente se analizan las ondas cerebrales que se producen en menor proporción de la deseada y  se le entrega un juego de pistas con las que se entrena el cerebro del paciente en diferentes horas del día.

4. INTEGRACIÓN NEUROSENSORIAL: Es una técnica que integra y organiza todas las sensaciones que experimentamos de nuestro propio cuerpo y del exterior y nos permite generar una respuesta adaptada a las demandas del entorno. Esto ayuda también a mantener la mente en el presente no volcada hacia el pasado, hacia el futuro o a pensamiento disfuncionales que no permiten ver la realidad de una forma objetiva.

5. ACTIVACIÓN CONDUCTUAL: Esta técnica ayuda a las personas con trastornos emocionales a quienes por sus síntomas les cuesta cumplir con sus obligaciones diarias, algunas evitan ciertas situaciones sociales, lugares y terminan pasando mucho tiempo encerradas centrándose solo en sus síntomas, no disfrutando de ninguna actividad y perdiendo su funcionalidad. La activación conductual ayuda a retomar la vida cotidiana con normalidad.

LA ANSIEDAD

 

La ansiedad es un acontecimiento normal en todos los individuos, es un mecanismo muy útil para adaptarse y solucionar problemas.

La ansiedad favorece las capacidades creativas del individuo; pero si rebasa un punto crítico, esta capacidad disminuye marcadamente. Los estados ansiosos se caracterizan por preocupaciones de carácter excesivo, insomnio inicial, trastornos psicomotores, fobias, despersonalización, impotencia, aceleración constante, nerviosismo, miedos irracionales, hiperenfoque, dificultad para cambiar de tarea, entre otros.

 

Existen diferentes clases de trastornos de la ansiedad, cada trastorno de ansiedad tiene diferentes síntomas, pero todos los síntomas se agrupan alrededor de un temor o pavor irracional y excesivo. Todos estos pueden ser tratados con eficacia con NEUROFEEDBACK.

 

Trastornos de la ansiedad

• Trastorno de ansiedad generalizada (TAG).

• Trastorno de pánico,

• Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC),

• Trastorno de estrés postraumático (TEPT),

• Fobia social (o trastorno de ansiedad social),

• Fobias específicas

 

A continuación se nombran cada una de los síntomas asociados a los diferentes trastornos de ansiedad.

 

Trastorno de ansiedad generalizada (TAG)

Las personas con trastorno de ansiedad generalizada (TAG) pasan el día llenas de preocupaciones y tensiones exageradas, incluso cuando hay poco o nada que las provoque. Tales personas esperan desastres y están demasiado preocupadas por asuntos de salud, dinero, problemas familiares, o dificultades laborales. En ocasiones, el simple pensamiento de cómo pasar el día produce ansiedad.

El TAG se diagnostica cuando una persona se preocupa excesivamente acerca de diversos problemas de la vida diaria durante por lo menos seis meses.

 

Las personas con TAG parecen incapaces de liberarse de sus preocupaciones, a pesar de que usualmente son conscientes de que su ansiedad es más intensa de lo que amerita la situación.

No se pueden relajar, se asustan con facilidad, y tienen dificultades para concentrarse.

Con frecuencia, tienen problemas para dormir o mantenerse dormidas. Los síntomas físicos que con frecuencia acompañan la ansiedad incluyen fatiga, dolores de cabeza, tensiones musculares, dolores musculares, dificultad para tragar, temblores, tics nerviosos, irritabilidad, transpiración, náuseas, mareos, necesidad de ir al baño con frecuencia, sensación de falta de aire, y repentinos acaloramientos.

Trastorno de pánico

El trastorno de pánico es una enfermedad  que se caracteriza por ataques repentinos de terror, usualmente acompañados por latidos fuertes del corazón, transpiración, debilidad, mareos, o desfallecimiento. Durante estos ataques, las personas con trastorno de pánico pueden acalorarse o sentir frío, sentir un hormigueo en las manos o sentirlas adormecidas; y experimentar náuseas, dolor en el pecho, o sensaciones asfixiantes. Los ataques de pánico usualmente producen una sensación de irrealidad, miedo a una fatalidad inminente, o miedo de perder el control.

Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC)

Las personas con trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) tienen pensamientos persistentes y perturbadores (obsesiones) y usan los rituales (compulsiones) para controlar la ansiedad producida por estos pensamientos. La mayoría de las veces, los rituales terminan controlando a esas personas.

Trastorno de estrés postraumático (TEPT)

El trastorno de estrés postraumático (TEPT) se desarrolla después de una experiencia aterrorizante que involucra daño físico o la amenaza de daño físico. La persona que desarrolla el TEPT puede ser aquella que fue afectada, el daño puede haberle sucedido a una persona querida, o la persona puede haber sido testigo/a de un evento traumático que le sucedió a sus seres queridos o a desconocidos.

Las personas con TEPT pueden asustarse con facilidad, paralizarse a nivel emocional (especialmente en relación con personas cercanas a ellas), perder interés en las cosas que acostumbraban disfrutar, tener problemas para mostrarse afectuosas, ponerse irritables, más agresivas, o incluso violentas. Tales personas evitan situaciones que les recuerdan el incidente original y los aniversarios del incidente son con frecuencia un momento muy difícil. Los síntomas del TEPT parecen empeorar cuando el evento que los provocó fue iniciado deliberadamente por otra persona, como en el caso de un asalto o secuestro.

La mayoría de personas con TEPT reviven múltiples veces el trauma en sus pensamientos durante el día y en pesadillas al dormir. Esta experiencia se llama escena retrospectiva. Las escenas retrospectivas pueden consistir de imágenes, sonidos, olores, o sensaciones, y con frecuencia son situaciones rutinarias las que las provocan, tales como un portazo o una explosión del escape de un automóvil en la calle. La persona que tiene una escena retrospectiva puede perder el contacto con la realidad y creer que el incidente traumático está volviendo a suceder.

 

 

Fobia social (trastorno de ansiedad social)

 

 

La fobia social, también llamada trastorno de ansiedad social, se diagnostica cuando la gente se siente abrumadoramente ansiosa y excesivamente consciente de sí misma en situaciones sociales de la vida cotidiana. Las personas con fobia social tienen miedo intenso, persistente, y crónico de ser observadas y juzgadas por los demás y de hacer cosas que les producirán vergüenza. Se pueden sentir preocupadas durante días o semanas antes de una situación que les produce temor. Este miedo puede tornarse tan intenso, que interfiere con su trabajo, estudios, y demás actividades comunes, y puede dificultar el hacer nuevas amistades o mantenerlas.

Fobias específicas

Una fobia específica es un miedo intenso e irracional hacia algo que en realidad constituye una amenaza mínima o nula. Algunas de las fobias específicas más comunes son a las alturas, escaleras mecánicas, túneles, conducir en carreteras, espacios cerrados, agua, volar, perros, arañas, y heridas sangrientas. Las personas con fobias específicas pueden ser capaces de esquiar con facilidad en las montañas más altas del mundo, pero ser incapaces de subir más de un quinto piso de un edificio de oficinas. Aunque los adultos con fobias son conscientes de que tales temores son irracionales, con frecuencia encuentran que el enfrentar, o incluso el pensar en tener que enfrentar el objeto o la situación que produce el temor, trae consigo un ataque de pánico o una ansiedad intensa.

 

 

NEUROFEEDBACK Y LA  ANSIEDAD

 

Neurofeedback entrena al cerebro para que logre su autorregulación.

En pacientes con elevados niveles de ansiedad, el electroencefalograma se caracteriza por la presencia de actividad beta difusa en el área prefrontal derecha con disminución o ausencia de ritmo alfa el cual debería ser el predominante en esta área. Es en estos pacientes en los que la aplicación de la técnica de Neurofeedback ha mostrado ser de gran utilidad, ya que al recibir un entrenamiento para la producción de actividad alfa los síntomas relacionados con la ansiedad se reducen de manera importante. La desregulación de la actividad cerebral  frontal tiene efecto en otras zonas del cerebro por lo que se generan las diferentes clases de ansiedad mencionadas anteriormente, mediante el mapeo cerebral se detectan todas la alteraciones y se elabora un entrenamiento totalmente personalizado según las necesidades del paciente.

 

Neurofeedback, permite al cerebro adoptar un estado fisiológico diferente, no sólo se modifican sus ritmos cerebrales, además, se produce actividad alpha de forma espontánea.

 

 

Neurofeedback, además de ser un tratamiento no invasivo, permite que el paciente adquiera el control del problema, el cual está en su cerebro y por consiguiente se eliminarán los síntomas asociados. Una gran diferencia de cuando se administran ansiolíticos, los cuales pueden producir efectos secundarios como, taquicardias, convulsiones, hipotensión, sensación de ahogo, debilidad muscular y  sequedad de las mucosas, entre otros. Por otro lado, cabe destacar que los síntomas que se asocian al consumo de ansioliticos pueden variar acorde al trastorno que se trate. Finalmente,  otra razón por la que no se recomienda el consumo de este tipo de ansioliticos se debe a su potencial adictivo.

Toda la información e imágenes son propiedade de

 NEUROTRAINING CENTER

Términos y condiciones legales de privacidad